martes, 6 de diciembre de 2011

Un mundo "con" y "sin" violencia: la exposición

Siempre me han gustado los espectáculos que reúnen diversas artes, no lo puedo evitar. Me fascina que varias disciplinas se unan en un mismo proyecto, más si es por una buena causa. Por eso, al plantear la idea de hacer "!Todos contra la violencia de género!", se me ocurrió que era el marco ideal para hacer una exposición fotográfica, quizá porque es uno de los medios artísticos en los que mejor se puede plasmar el efecto del maltrato en las personas, ya que la fotografía tiene una elegancia y una cercanía que no tienen otros medios. Contactamos con la estupenda fotógrafa y amiga Bárbara García, a la cual le tenemos cariño porque nos hizo las fotos (junto a Pilar Olivares) de nuestro primer estreno, el "27". A ella le entusiasmó la idea y rapidamente se involucró. El siguiente paso fue proponérselo a las actrices de los Bichos de Luz, que aceptaron con igual entusiasmo. La exposición se inauguró el día del estreno en la Biblioteca Pública. Hoy es el turno de mostraros estas fotos desde un punto de vista más íntimo. La autora y las actrices nos cuentan en primera persona su experiencia y lo que sintieron al hacerlas. Antes de dejaros con ellas, quiero dar las gracias a Bárbara por su trabajo, a Olga por su implicación, y a Sagrario, Raquel, Isa, Charo, Cristina y de nuevo Olga por lograr con su actuación que la gente se conciencie más con esta lacra.

                                                                                                       Juan Martín


"Un mundo con y sin violencia de genero" es una representación de la mujer viviendo dos realidades opuestas una marcada por el maltrato psicológico, físico o social y otra que refleja la superación de las secuelas de la situación de maltrato vivida. Se transmite un mensaje de ánimo lleno de esperanza frente a esta lacra social donde destaca la reacción y la liberación de la mujer.
                                                                                          Bárbara García del Castillo

                                             Sagrario Sánchez-Pacheco


 Cuando Juan me propuso participar en la exposición fotográfica "Un mundo con y sin violencia" no dudé ni un segundo en aportar mi granito de arena para expresar mi repulsa al maltrato. Esta exposición, que formó parte de un acto solidario donde Los Bichos de Luz quisimos transmitir nuestro apoyo a través del teatro, fue un dulce homenaje, y para mí un verdadero placer ponerme en las profesionales manos de nuestra querida fotógrafa Bárbara. Queríamos conseguir plasmar el maltrato psicológico que puede llegar a sufrir una persona, la soledad, la falta de cariño, el aislamiento.



Por ello en la instantánea que Bárbara captó en blanco y negro, aparezco sentada en el suelo con las piernas encogidas y la cabeza agachada, como símbolo del abandono y aislamiento social, en la que la fría y gris mañana acompañaba a la escena. A pesar de que estoy en el centro de la composición y rodeada de gente que camina cerca de mí, son personas que no son capaces de verme y probablemente no me escucharían si me pusiera a gritar. Para reflejar este amargo sentimiento, tenía que ponerme en la piel de una persona que está sufriendo para poder plasmar esa angustia y abatimiento. La siguiente foto ya en color, habla de la superación de la mujer tras un episodio de maltrato. Lo quisimos plasmar a través de un cálido abrazo, que protagonizamos Paco (un cándido bichito de luz) y una servidora, inmortalizando un tierno encuentro de dos personas que se añoran, bajo las atentas miradas de los transeúntes que paseaban por la Plaza del ayuntamiento. Se jugó con la simbología de los colores, el blanco y negro para plasmar el maltrato, resaltando solamente el rojo de la ropa para dar más énfasis al personaje central que se encuentra aislado; y el estallido del color para hablar de la superación del dolor.


He de decir que la sesión fotográfica fue una experiencia muy gratificante, al principio me mostré un poco tímida al ser la primera vez que participaba en una sesión de fotos, pero a medida que pasaban los minutos me sentí muy cómoda en todo momento, que volvería a repetir seguro, y sobre todo una delicia trabajar con Paco y Olga que tanto nos ayudaron para que el resultado fuera inmejorable tras unas intensas horas de trabajo, tratado desde la sensibilidad de Bárbara.

                                                                                Sagrario Sánchez-Pacheco

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por las menciones!! Encantadísima de haberlo disfrutado, desprendiendo luz con vosotros en esta gran causa :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, yo tambien disfrute mucho trabajando contigo,eres una gran mujer, felicidades por tu trabajo bien echo compi

    ResponderEliminar