sábado, 16 de julio de 2016

El camino de baldosas amarillas llega a su fin


Pues... se acabó. Termina esta gran aventura. "El Mago de Oz" echa el cierre, no sabemos si para siempre, pero sí al menos para mucho tiempo. El viaje termina y nos ha dejado cientos de vivencias en él. Ha sido una obra que ha supuesto un paso adelante para los Bichos de Luz, que nos ha dado más profesionalidad y nos ha abierto puertas, pero también que nos ha obligado a crecer y dar lo mejor de nosotros mismos. Gracias a todo el público que la ha disfrutado y a las personas que, de un modo u otro, han participado en ella. Han sido muchos los momentos especiales, pero si tuviéramos que quedarnos con uno, sería el estreno en Ciudad Real, nada más comenzar la obra, cuando empezó a sonar la música y el público aplaudió con ilusión. Fue en ese instante mágico y lleno de emoción, cuando sentimos que estábamos creando algo realmente grande y bonito.

                                                                 El Robledo


Las tres últimas actuaciones de "El Mago de Oz" han estado enmarcadas dentro de la Campaña de Fomento teatral de la Diputación. La primera de ellas fue en la localidad de El Robledo allá por Mayo. Era la segunda vez que la visitábamos y, como en la primera, el público nos trató de maravilla. Además, una de las cosas que más nos gusta de allí es ese juego de sombras que cobran vida y se apoderan de la escena...

                   
                                                                       Alcolea


El 18 de Junio estuvimos en Alcolea por primera vez. Aunque fue una actuación algo accidentada (esos duendes malévolos), conseguimos salir adelante con arte y hacer disfrutar a la gente que vino a vernos. Esta función fue la última para nuestra Eva (de pie, tercera por la derecha), que se ha marchado para iniciar otra etapa lejos de nuestra ciudad. ¡Suerte, Eva!

                                                            Argamasilla de Alba


¡Como nos quieren en Argamasilla! Este 10 de Julio visitamos por tercera vez esta preciosa localidad que siempre nos recibe con los brazos abiertos. En esta ocasión estuvimos en la Casa de Medrano, lugar donde dicen que estuvo Miguel de Cervantes. Sea verdad o no, nosotros le rendimos homenaje como mejor sabemos, con nuestro trabajo. Y entre el fabuloso público que nos acompañó, gente de todas las edades... algo que nos encanta.


Los Bichos de Luz es un proyecto mágico que de vez en cuando nos permite vivir momentos inolvidables. Y como ejemplo, esta historia que queremos compartir con vosotros... Los que nos seguís recordaréis nuestro paso por el Certamen de Humanes de Madrid el año pasado. Una familia de allí asistió a nuestra obra y cuando se enteraron de que la cerrábamos, se hicieron cientos de kilómetros para vernos. ¡Que emocionante! Nosotros quisimos corresponderles con un cartel dedicado, más una escobita y una varita mágicas para las peques. Esta fue su respuesta: "Fue un honor para nosotros ayer despedir el camino de baldosas amarillas con vosotros Los Bichos de Luz. Nos emocionasteis de nuevo con un mágico Mago de Oz y aunque las peques no supieron expresar después lo contentas que estaban, durante toda la obra ni pestañearon, ni nosotros tampoco. Mil gracias por todo, por vuestras dedicatorias, ahora tengo en casa a una Bruja del Norte y una Bruja del Oeste y nos espera un verano lleno de muuuuucha magia!!!! No dejéis de soñar Bichos de Luz, estoy segura que nos volveremos a ver pronto."


No queremos cerrar definitivamente este capítulo sin hacer mención a otra despedida, y es que también decimos adiós a nuestro León (y cura, Bitelchús, Ying, fantasma chino, el payaso solidario Sebastián, el androide Alex y tantos otros). Gracias Cere Venteo por todo lo que has aportado a los Bichos de Luz. Siempre te recordaremos y te deseamos la mejor de las suertes en tu nuevo camino, que seguro también te llevará a tu propia Ciudad Esmeralda. ¡Hasta siempre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario