jueves, 11 de octubre de 2012

Los Bichos de Luz presentan: "Otro mundo es posible" (Primera parte)


Pasados unos días, aquí os traemos la crónica del que ha sido el evento del mes en nuestra ciudad, por envergadura y calidad. "Otro mundo es posible" (Todos con Marianella) fue un rotundo éxito. Solo el mal tiempo aguó un poco la fiesta y nos quitó algo de público. Aún así, llenamos casi todo el patio de butacas, más de 400 personas acudieron a nuestra llamada y disfrutaron de la gala. ¿Eso quiere decir que todo fue perfecto? Claro que no, hubo muchas cosas que han de pulirse y mejorarse de cara a repetirla otro año. La principal fue la duración. Nos salió muy larga (llegamos a las 3 horas y 30 minutos), y eso provocó que hubiera que cortar unas intervenciones nuestras que habíamos preparado con mucho cariño. Como director del proyecto, asumo esa responsabilidad, provocada más por el entusiasmo que otra cosa. La idea era traer a varios colaboradores, que a su vez atrajeran a más público. Pero no calculé bien el tiempo, y claro, la cosa se extendió bastante... De todas formas, la gente que aguantó hasta el final se lo pasó bomba, como así lo demuestran los comentarios y felicitaciones posteriores, y entendió nuestra intención de crear un festival donde estuvieran representadas las diversas artes escénicas de nuestra ciudad. Y lo más importante, conseguimos un dinero suficiente que puede mejorar la vida de Marianella y su familia. Así que... !Objetivo cumplido!


Las dos partes del espectáculo comenzaron con unos videos de unos personajes divertidos y carismáticos (como diría Ying). Son Trika y Troki, que contaron un cuentos sobre los colores, cantaron, hicieron de actores... Vamos que se lo pasaron en grande. Los volveremos a ver muy pronto. Esta parejita tiene mucho futuro...


Después llegó Cristina, que hizo una estupenda introducción con un rap que escribí para la ocasión, que creo que no me quedó mal para ser el primero (serio) que hago. A eso le siguió una desmitificación de tópicos sobre los inmigrantes, en boca de las actrices de los Bichos de Luz.


Y casi sin tiempo para respirar, empezaba "Otro mundo es posible", historia que daba título al espectáculo. Una pieza escrita por mí con un homenaje final a "El Gran Dictador" de Chaplin. Con un contexto futuro, nos habla de un planeta herido y apocalíptico donde el metal ha sustituido a la carne, y el poder dictatorial es más fuerte que nunca...



Pero el arte, en este caso la danza, se convierte en la mejor y la única "arma" para vencer al fascismo y la violencia. En esta pieza tuvimos la suerte de contar con dos colaboraciones de lujo: Por un lado, la de nuestro amigo David Sánchez, que es ya casi un bichito más, y aquí hizo de actor. La segunda, la de Inmaculada Pacheco, que tuvo que sustituir de emergencia a Carmen Belén Moreno, y nos dejó a todos con la boca abierta, especialmente en el momento del baile con el Capitán. No puedo evitar mencionar de nuevo a Carmen Belén, que creó este hermoso baile, y que engrandeció mucho más la historia.




Todos los actores estuvieron soberbios, pero Jose Pablo Márquez, en el papel del Capitán, estuvo inconmensurable, grandioso. He de reconocer que esta pieza era mi ojito derecho de esta gala, mi favorita. Quizá por el tema, ya que soy un apasionado de la ciencia ficción. Lo cierto es que acabé orgulloso del resultado final. Al público le encantó también, y se notó en la exaltación y los aplausos con que la recibió. Gustó tanto, que es muy posible que esta historia crezca y se convierta en una obra. Tiempo al tiempo...


La gala tuvo unos presentadores de excepción: Fernando fuentes y Sofía Nevado, muy volcados también con nuestra niña apadrinada Marianella, y que estuvieron al pie del cañón en todo momento.


Y de repente, salió Maikel Bass, y la locura invadió el Teatro Quijano. Maikel y sus chicas interpretaron un megamix de varios éxitos de Michael Jackson, y la gente lo gozó. Además, tuvieron el bonito detalle de hacer un homenaje a Marianella en su número. !Geniales!


Sanchez Band, otros colaboradores fijos de nuestros proyectos, no podían faltar a esta cita. Tocaron varios temas acompañados de Diejo Jiménez al saxo, y llenaron de buena música y calidez el escenario.


Y la actuación que más disfrutaron los niños: Javi Culipardo. Los peques se divirtieron de lo lindo, seguro que más que sus sufridos padres al ver estos malabarismos. Culipardo volvió a cumplir con maestría, sazonada con humor y un poquito de reflexión.


!A bailar tocan! Un tango, de la mano de Félix y Elvira, que emocionaron a la platea. Estuvieron sensacionales, pura elegancia...


Nerea Zárate, otra fija de los Bichos. Ella sola y su guitarra, creando un espacio íntimo que llenó con su dulce voz. Nos hizo "volar", sin duda...


Y cerramos el primer acto con otra de nuestras representaciones, en este caso una pequeña adaptación de "El Principito". Seleccioné los a mi juicio, pasajes más simbólicos e imprescindibles del clásico, y les dimos vida. El resultado fue otra maravilla, con cuatro actores en estado de gracia: Carlos, Pepe, Sagrario y Cere. Emocionaron y se emocionaron. Un final inmejorable...








                                                       Continuará...

1 comentario:

  1. La interpretación de "El Principito" casi me hizo llorar. Fue muy emocionante... "El Principito" transmite tantas cosas...

    ResponderEliminar